Servicios que ofrecemos

Mitigación y remediación de radón son similares y vienen a abordar lo que es la eliminación del radón y sus descendientes hasta límites aceptables, habitualmente por debajo de 300 Bq/m3. Así, por medio del empleo de determinadas técnicas y sistemas, se consigue que en el interior del espacio habitado la concentración disminuya por debajo de los umbrales más perniciosos.

Para eliminar la concentración de radón en edificaciones existentes, tras analizar el edificio y sus características constructivas, el sistema de calidad de aire interior y el intercambio de aire, se debiera plantear una solución costo-eficaz frente a la elevada concentración de Radón. Eliminamos radón de depósitos de agua por medio de aireación forzada tras burbujeo.
 
 

Edificios existentes

Siempre en el supuesto de que la medición y la media anual superara el umbral requerido de concentración de gas radón, habrían de acometerse las medidas precisas de remediación. Previamente, habrá de hacerse un estudio de la razón y las causas por las que se entiende la concentración supera una cantidad, de cara a poder optimizar el coste de la remediación, además de asegurar que la misma consigue el fin pretendido de consecución de mediciones por debajo de la concentración buscada.

Se plantea el empleo general de:
  • Sistemas de renovación del aire con buen rendimiento energético.
  • Sistemas de despresurización natural o forzada debajo de la solera.
  • Sistema de sobrepresurización de ambientes interiores.
 
 
Se puede y debe utilizar la guía de CSN del año 2010 con el Informe técnico de Protección frente a la inmisión de gas radón en los edificios.. Así mismo, el manual de la OMS sobre el Radón en interiores es otra buena guía de referencia. Inevitablemente deberemos referirnos a la metodología señalada en la "Soil Gas Mitigation Standars for existing homes", SGM-SF 2017 de la ANSI-AARST (Asociación Americana de Técnicos y Científicos del Radón).
 

Edificios en construcción

Entendemos que la remediación a priori, antes de la propia construcción del inmueble que corresponda, puede ser resuelta con cierta facilidad empleado materiales y técnicas constructivas adecuadas, bien diseñadas. Asesoramos en cuanto a materiales y marcas comerciales económicas, y a las soluciones constructivas con los proyectistas, como por ejemplo barreras anti-radón, membranas líquidas, forjados sanitarios, suelos drenados,... Si el Código Técnico de la Edificación, la CTE, en su parte HS-6 es aprobado finalmente, estaremos a lo que en tal CTE se disponga en cierta medida.

La posibilidad de que el territorio se divida normativamente en 3 categorías (sin riesgo, con riesgo moderado o con riesgo severo), dejaría la categoría sin riesgo sin control normativo, lo cual es contrario al principio físico y empírico de que determinados terrenos poseen concentraciones de Radón elevados, aunque no sea lo previsible en determinadas zonas.

A fin de caracterizar mejor el terreno es conveniente medir el contenido de Radón que exhala el suelo donde se pretende implantar el edificio habitable a fin de que las medidas de remediación sean proporcionales al riesgo real.
 

Situaciones con las que nos podemos encontrar y soluciones a adoptar
(El CTE determinará en el futuro las zonas en España que serán de categoría 0, 1 y 2)

 

Categoría 0: sin actuación

 
Categoría 0
 
Comprende zonas de baja exhalación de radón, bien por la escasa actividad de radón en el terreno, bien por una baja permeabilidad del mismo o bien por la combinación de ambas. Cuando, tras la aplicación del cuadro de categorías de exposición (tabla 2.1 de la guía de Protección frente a la Inmisión del CSN), en el que se deben tener los datos de permeabilidad y concentración de radón en terreno, se obtenga esta clasificación, se entiende que la cantidad de radón que alcanza la superficie es baja y que por tanto no es necesario prever técnicas de protección en el proyecto arquitectónico.

Categoría 1: protección básica

 
Categoría 1
 
En esta categoría, la exhalación de radón es superior y se aconseja la incorporación en el proyecto de medidas tales como:
  • Sistemas de barreras antiradón.
  • Extracción de aire interior con intercambiador de calor.
  • Sistemas de extracción natural.
  • Punto de captación
  • Conducto de evacuación.
 

Categoría 2: protección elevada

 
Categoría 2
 
Presencia de radón elevada por lo que hay que tomar las siguientes medidas:
  • Sistemas de extracción forzada.
  • Sistemas de presurización.
  • Sistemas de ventilación de cámara de forjado sanitario o zona drenante.
  • Sistemas de renovación de aire interior.
  • Complemento a los sistemas de extracción forzada con barreras antiradón.
 

Organismos e instituciones de referencia en radón

Clientes destacados

Imserso - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
Xunta de Galicia - Consellería de Educación e Ordenación Universitaria
Tesorería General de la Seguridad Social
DGT - Ministerio del Interior
Igape
Instituto Nacional de la Seguridad Social
Ayuntamiento de A Coruña
Comunidad de Madrid

AVISO LEGAL  -  POLÍTICA DE PRIVACIDAD  -  CONDICIONES DE USO  -  POLÍTICA DE COOKIES

© 2019 RADONSPAIN - Todos los derechos reservados  |  Privado  //  Diseño, maquetación y programación web a medida Grupo5.com

Ir arriba

Cumpliendo con el nuevo Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), en relación con la política de cookies queremos informar que continuar navegando por nuestra web implica ACEPTAR nuestra política de cookies. Leer más.