Laboratorio de radón en España CTE GAL-L-082
RADONSPAIN
CLIENTES DESTACADOS
Imserso - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
Xunta de Galicia - Consellería de Educación e Ordenación Universitaria
Tesorería General de la Seguridad Social
DGT - Ministerio del Interior
Igape
Instituto Nacional de la Seguridad Social
Ayuntamiento de A Coruña
Comunidad de Madrid
Idom
Sando
HCC
Clece
Sergeyco
Agua Sana
Aemet
Somos un servicio de medición de radón que cumple con las directrices que señala el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) y que ofrece mediciones pasivas acreditadas por nuestro laboratorio ALTRAC según los requisitos de la norma ISO/IEC 17025, siguiendo altos estándares de calidad. Somos laboratorio de medida de radón en continuo.

 

Tipos de mediciones que ofertamos

Medición en centro de trabajo
 

Medición en el centro de trabajo pasiva (>3 meses)

Es un test de largo periodo mediante un tipo de detectores pasivos de trazas nucleares CR39, por medio del cual se obtiene una medida integrada durante el periodo total de medición, de manera que obtenemos una media de la concentración de radón.

Incluimos en esta categoría, los centros educativos, centros de salud, termas, garajes públicos,... que han de ser medidos en base a la normativa IS-33 del CSN.

La colocación la realizamos nosotros personalmente, como Servicio de Medida, en los centros de trabajo, de manera que estudiaremos los centros laborales, el lugar en el que colocar los detectores, analizaremos las diferentes estancias, la ocupación y todas aquellas variables que sean precisas para un adecuado estudio integral del centro de trabajo.

La medición será de 3 meses a 1 año fuera del periodo estival. La fiabilidad es absoluta por cuanto nuestros detectores están ampliamente probados y son el estándar para la medición válida, a la vez que son analizados en un laboratorio acreditado IEC/ISO 17025. Se realizará un estudio del centro laboral y se aportarán las sugerencias en cuanto a medidas para reducir las exposiciones de los trabajadores por debajo del umbral determinado por la ley, y en cualquier caso para disminuir la concentración de gas radón del área de trabajo, haciendo las advertencias precisas en cumplimiento con la normativa de protección frente a radiaciones ionizantes.

Acreditado ISO 17025.
Mediciones de dosimetría en trabajadores
 

Mediciones de dosimetría en trabajadores (3-12 meses)

Instrumento de medición a largo plazo para la protección radiológica ocupacional (medidas personales). Este método de referencia para mediciones personales se utiliza para monitorizaciones dosimétricas individuales que pueden complementarse con mediciones ambientales con detectores pasivos ordinarios o medición en continuo.

Pueden ser precisas en el caso de que el CSN así lo requiera como autoridad en protección radiológica ocupacional.

Trabajadores de parkings, de termas o actividades en las que se realice dosimetría radioactiva laboral, podrán monitorizar su exposición a los descendientes del Radón de una forma controlada. El dispositivo se llevará durante la jornada laboral a una altura próxima a la de la cabeza y posteriormente se determinará la dosis efectiva recibida, lo que nos permite conocer el riesgo al que está sometido el trabajador.

Por otra parte, las mediciones de radón en el exterior nos permiten conocer la tasa de dosis ambiental y así determinar fehacientemente la sobreexposición a la que se está sometido en determinados ámbitos laborales con una referencia real del diferencial entre dosis recibida y dosis natural ambiental.

De 3 a 6 meses.
Reconocido por Bfs alemana.
Medición de suelos
 

Medición de radón en el suelo (específico para arquitectos e ingenieros) 10-20 días

Con carácter previo a la edificación (CTE DB HS6) a fin de caracterizar el suelo en la fase de proyecto básico edificatorio.

Se mide el radón contenido en el suelo por métodos pasivos y se mide la permeabilidad del suelo al aire y en base a estos dos parámetros estamos en disposición de saber la realidad de la categoría de suelo que tenemos.

El arquitecto o el ingeniero que proyecte una edificación, conocerá la categoría del suelo y si pertenece a zona I o II, lo cual tiene importantes repercusiones durante la proyección y la ejecución.

Redactamos la adenda a la memoria en la que prescribimos la verdadera categoría de suelo en base a un informe y siempre desde la premisa de limitar el riesgo de exposición de los usuarios a concentraciones inadecuadas de radón procedente del terreno en el interior de los locales habitables.

Más allá de la cartografía geológica, se puede muestrear la realidad del terreno en el seno del proceso edificatorio. Si se obtuvieran niveles elevados o permeabilidades elevadas, se dispone de información para acometer las medidas adecuadas para evitar elevados niveles de radón en el interior.

El Código técnico de la edificación establecerá las zonas del territorio de forma genérica por municipios. Si se quiere tener certeza real del suelo en el que se va a construir, este sistema nos anticipará el contenido de radón esperable en el interior de los edificios, de forma que podremos adaptar el sistema preventivo de forma proporcional a la concentración obtenida del suelo, en particular en suelos catalogados como sin problemas de Radón.

Conforme a ISO 11665:11.
 
 
Medición electrónica en continuo activa
 

Medición electrónica en continuo activa (más de 48 horas)

Somos laboratorio registrado para ensayos de medición de radón en continuo. Nº. Registro en la Xunta L-15-068-DR. Registro CTE GAL-L-082 en base a procedimientos de calidad ISO 17025.

Disponemos de equipos sencillos capaces de tomar medidas de la concentración de gas radón rápidamente en continuo, conociendo la evolución temporal por medio de espectrogrametría alfa para enfocar a posteriori las posibles acciones de remedio.

En particular se utilizará este tipo de equipos para analizar las dinámicas. Comprobar las situaciones previas o constatar que las remediaciones realizadas cumplen las expectativas proyectadas.

Frecuentemente se colocan en centros de trabajo en donde se realiza la medición a largo plazo para conocer las inercias día/noche del edificio. Así mismo, en el caso de estar climatizado con aportación de aire exterior o recirculación, se conocerá el comportamiento de la instalación a fin de tener información adicional para conocer la solución más costo-eficiente.

Implica la colocación in situ por parte de personal de Radonspain y se valorará económicamente en cada caso. Normalmente se coloca 1 equipo, aunque en ocasiones se colocan 10 a la vez, y se recoge adicionalmente información de la temperatura, humedad relativa y presión atmosférica para asegurar condiciones externas controladas.

Conforme a ISO 11665-5.
Medición pasiva de corto plazo
 

Medición pasiva de corto plazo (10-15 días)

Es un test de corto periodo de tipo prospectivo mediante un tipo de detectores pasivos de trazas nucleares CR39, por medio del cual se obtiene una medida integrada durante el periodo total de medición, de manera que obtenemos una media de la concentración de radón.

Por ello se puede llevar a cabo una campaña de medida previa con el fin de localizar focos de radón, confirmar la validez de las zonas homogéneas y hacer una estimación inicial de las concentraciones que pueden esperarse. Para ello las medidas de corto plazo pueden ser adecuadas.

La colocación podemos realizarla nosotros, como Servicio de Medida, y analizaremos las diferentes estancias, la ocupación y todas aquellas variables que sean precisas para un adecuado estudio integral del centro de trabajo.

Los detectores están ampliamente probados y son el estándar para la medición válida.

Esta medición, en el caso de que los niveles sean altos, conviene que sea corroborada por medición de largo plazo que es la que permite asegurar la media anual en los niveles de radón.

Analizado en laboratorio acreditado ISO 17025.
Medición en hogar
 

Medición en el hogar pasiva, económica y fiable (2-3 meses)

Es un test de largo periodo mediante un tipo de detectores pasivos de trazas nucleares CR39, por medio del cual se obtiene una medida integrada durante el periodo total de medición, de manera que obtenemos una media de la concentración de radón.

Se recomienda que la medición sea de 3 meses, aunque se puede realizar desde 1 mes a 1 año.

La fiabilidad es absoluta por cuanto nuestros detectores están ampliamente probados y son el estándar para la medición válida, a la vez que son analizados en un laboratorio acreditado ISO/IEC 17025.

Los detectores se envían por correo y estos deben ser devueltos tras el periodo de medición. Posteriormente, tras análisis, se enviarán los resultados de la medición al cliente, adjuntándole unas recomendaciones en base al resultado medido.

Habitualmente se colocan 2 detectores en la planta baja, o en la sala de estar y en un dormitorio. Si la vivienda es grande, pueden instalarse detectores adicionales. Cada varios años conviene volver a medir la vivienda para constatar que no superamos el umbral que nos hayamos marcado.

Siempre es posible la realización de un estudio pormenorizado en la vivienda si se obtienen valores elevados, de cara a dar una solución técnica adecuada.

Acreditado ISO 17025.

Organismos e instituciones de referencia en radón

Clientes destacados

Idom
Sando
HCC
Clece
Sergeyco
Agua Sana
Aemet
Imserso - Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
Xunta de Galicia - Consellería de Educación e Ordenación Universitaria
Tesorería General de la Seguridad Social
DGT - Ministerio del Interior
Igape
Instituto Nacional de la Seguridad Social
Ayuntamiento de A Coruña
Comunidad de Madrid

AVISO LEGAL  -  POLÍTICA DE PRIVACIDAD  -  CONDICIONES DE USO  -  POLÍTICA DE COOKIES

© 2019 RADONSPAIN - Todos los derechos reservados  |  Privado  //  Diseño, maquetación y programación web a medida Grupo5.com

Ir arriba

Cumpliendo con el nuevo Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), en relación con la política de cookies queremos informar que continuar navegando por nuestra web implica ACEPTAR nuestra política de cookies. Leer más.